Enfermar de calma

SE ENFERMAN DE CALMA QUIENES CONOCEN LA TORMENTA. (Dorothy Parker)

No queremos contaros más de lo que ya sabéis sobre la situación que vivimos, no pretendemos daros información innecesaria que oscurezca más aún vuestros pensamientos, todo lo contrario, queremos dar una visión sana, esperanzadora, una visión que nos haga fortalecer los pilares en los que se debe sustentar nuestra conducta, nuestro comportamiento. Pilares basados en la coherencia, en el respeto, en la responsabilidad. Tenemos claro que el miedo, ese que paraliza, lo queremos mantener lejos, hemos aprendido a luchar en su contra, que la situación ya sabemos que es difícil, inédita, pero el aprendizaje va a ser inmenso. Que esta crisis, en todas sus formas y dimensiones, sirva como oportunidad, oportunidad de crecimiento personal, social, pero sobre todo crecimiento humano.

Sin previo aviso la vida nos ha puesto por delante la oportunidad de aprender (y más nos vale…) a SER FELIZ CON POCO, restablecer el orden de prioridades, reenfocar y reordenar nuestro interior y con él cambiar el orden que nos rodea exteriormente. Nos ha avisado de la importancia de la salud, nuestra y la de todos, que la salud se basa en una buena salud mental para tener una buena salud física, y esas serán nuestras herramientas más potentes para luchar en contra de todo lo que se nos presente. Una mente fuerte, es un cuerpo fuerte, y una persona fuerte puede llegar a ser indestructible.

Tenemos la ocasión perfecta para parar, valorar, observar, retirar o acercar.

La salud mental venía pegando fuerte desde mucho antes, pero esto ha hecho que adquiriese la posición y la importancia que merece.

Queremos celebrar todo lo que hemos conseguido, todo lo que hemos ganado, reforzándonos, premiándonos y recordando hasta donde hemos sido capaces de llegar.

– Nuestra capacidad de ADAPTACIÓN: hemos demostrado una capacidad de adaptación que si nos la cuentan años atrás, no nos la hubiésemos creído, prácticamente impensable. Digerir la información y el contexto que nos ha rodeado es una misión dura, pero no cabe duda que la hemos  superado con creces. Tendemos  a subestimar nuestras posibilidades y una vez más le damos un punto al ser humano.

– Binomio CUERPO Y MENTE: Al desacelerar la vida, se ha potenciado la concienciación de promover personalmente nuestra salud mental y con ella la física y viceversa. Mantenernos activos para equilibrar el nivel energético necesario para alcanzar el bienestar deseado, así como restablecer unos hábitos de sueño y alimentación estables, requisito indispensable para ese equilibrio. La sinergia entre esos dos factores se ha hecho más que evidente.

SLOWLIFE para todos: Saborear momentos, valorar ratos sociales que antes estaban vacios de importancia, pararnos a disfrutar de una puesta de sol o directamente aprender a disfrutar de NO HACER NADA, no ser efectivos 24/7. Reduzcamos la marcha, apartemos el estrés y disfrutemos más de la vida.

– Hemos recuperado la  AUTOREFLEXIÓN Y AUTOCONOCIMIENTO: Después de todo, ha sido una oportunidad perfecta para conocernos, observar debilidades y actuar en ellas. Recuperar tiempo de reflexión, actuando y mejorando nuestro propio funcionamiento.

– Aumento de MEDITACIÓN Y AUTOCUIDADO: Un estudio publicado en la revista Cognitive, Affective and Behavioral Neuroscience encontró que la meditación aumentaba la capacidad de atención de las personas, aumentando así la concentración y el desarrollo de funciones ejecutivas tan importantes como la toma de decisiones y la planificación.

– Hemos sido privados de un ritmo frenético, que a nivel general la sociedad venia forjando años atrás, ritmo que nos impedía VIVIR, y sí, hemos parado, y las consecuencias han sido personalmente más positivas de lo que nos podíamos llegar a imaginar.

RESILENCIA infinita: La palabra resilencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada. También indica volver a la normalidad. Creo que no hay mejor definición de todo lo que hemos vivido que esta. Poco más que añadir…

– Nos hemos especializado en ACTIVIDADES varias: quien no se ha vuelto cocinitas, se ha vuelto manitas en casa o “yogui forever”, y señor@s el desarrollo de hobbies en la vida es un antidepresivo natural efectivísimo.

Y lo más importante hemos retomado el valor de las cosas, SER FELIZ CON POCO, salir a caminar, notar el amor de un abrazo a distancia, mirar a los ojos (gracias mascarilla…) cuidar de los nuestros y disfrutar de la unión que se forja ante la adversidad.

No nos cabe duda y como mi lema dice, si practicas el #NOALABANDONODEUNOMISMO crecerás desde el interior y florecerás hacia el exterior. 

Apostamos por recuperar el sosiego interior para poder disfrutar de la vida y apreciar el confort de la existencia.

LA TRANQUILIDAD PERFECTA RESIDE EN EL BUEN ORDEN DE TU MENTE, DE TU PROPIO REINO.  (Marco Aurelio)

Lourdes Marín Rodríguez. Licenciada en Psicología por la Universidad de Sevilla y La Sapienza (Roma). 

facebook.com/lourdesmarinpsicologa

instagram.lourdesmarinpsicologa

www.lourdesmarinpsicologa

Compártelo en tus redes:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*