Adolfo Morales

Desde que recuerdo, siempre tuve una espontánea admiración por los artistas y sus composiciones. En mi caso, el dibujo o el collage estuvieron presentes en mi juventud. 

La fotografía y esencialmente la edición fotográfica, con los primeros programas de composición y retoque, supusieron una autentica liberación. Si bien la fotografía como base es de donde parte y donde se concentra toda la inspiración y la composición de mis trabajos, no deja de ser un recurso más que un fin, por eso yo me defino como más pintor que fotógrafo. 

También forma parte de mi sello personal, la constante experimentación en la composición, contar historias o iniciar viajes en los que la imaginación del espectador decida sus sensaciones. Trabajar la foto fusión, con destreza, limpieza y precisión antes de dinamizar los escenarios compositivos, son también mi modo de compactar las obras que compongo.

Adolfo Morales.

Venus Petróleo.

Suele ser más fácil apoyarse en lo que otros escriben de ti, antes que en lo que uno mismo destila, así es que me quedo con las palabras de Juan José Díaz Trillo en la introducción del catálogo al proyecto Venus Petróleo con ocasión de la exposición Escultura Liberada con la que nos presentamos en el Real Alcázar de Sevilla el pasado febrero 2021…

“La Venus Petróleo que Adolfo Morales nos presenta, tiene el arrebato y frescura de aquellos tiempos, pero su mirada ecléctica y subversiva es tan personal como cómplice de la mejor tradición pictórica, especialmente la del Barroco. Si toda la exuberancia de sus obras nos despierta en la fotografía un nuevo orden, una nueva dimensión en la pintura. Abolidas las fronteras hace ya tanto, el creador, artista y artesano, aplica una refinada técnica digital con la que nos disuade de cualquier intento que no sea el de disfrutar contemplando…”

En mi versión, debo confesar que saboreo un placer singular cuando me entrego al proceso compositivo de fusión fotográfica. En caída libre o imitando al equilibrista que camina sobre un cordón de acero perdido en las alturas, pero sin pértiga. Dejarse llevar por las sensaciones plásticas o las susurrantes sugerencias de la luz y el color, cuando no por la confabulación de invitados que pretenciosamente se auto invitan a la escena, no deja de sorprenderme. Y confieso que, cumplida la travesía, contemplo el resultado con poética distancia. Sufro del delirio propio de los artistas temperamentales y heterodoxos.

El proyecto Venus Petróleo germinó del desencuentro histórico entre la fotografía y el resto de las artes plásticastradicionales. 

Si bien ya vengo trabajando, en el nuevo proyecto Las Visiones Erráticas de Hermes desde febrero pasado, donde además de la persuasión plástica en mi línea de fusión fotográfica, se incorporarán elementos cerámicos y otros conjuntos aún en definición, es en este momento Venus Petróleo el proyecto itinerante más dinámico. Inició su andadura en el Museo de Huelva en solitario, continuó como dialogo entre esculturas con el proyecto de Escultura Liberada bajo el Comisariado de Noelia Melara, junto a 20 artistas en el Real Alcázar de Sevilla, este próximo septiembre estará en el Salón Iberoamericano de la Casa Colon, continuará en el Museo de la Fundación Vázquez Díaz de Nerva para terminar -en principio- en el CODAC de Gibraleón, una itinerancia que nos acercara a diciembre de 2021.

www.adolfomorales.es

Facebook: Adolfo morales

Instagram: amoralesvisual

NJOY Art!

Compártelo en tus redes:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*