ILUSTRACIÓN: Bruto

BRUTO (Madrid, 1970) es el alias de Javier Molinero, licenciado en BBAA en la Universidad Complutense de Madrid, profesor de dibujo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, y artista multidisciplinar con una larga trayectoria en el mundo de la ilustración, la pintura y el diseño, además de colaborar con el grupo musical Sophia-C como letrista y voz. Vive y trabaja en Madrid.

Lo que hace Bruto

“Bruto dibuja, pinta cuadros, escribe, diseña y hace fotos. Elabora imágenes, normalmente asociadas a textos que, cuando son agrupadas, forman una historia fragmentada y cuya lectura varía pasando de un medio a otro sin dar explicaciones y con una energía aparentemente inagotable. Su obra es a la vez decadente, a menudo escandalosa, pero profundamente esencial.”

Emilio Montanet

Sobre la obra de Bruto

En cuanto a Bruto, su trabajo es más directo, apabullantemente más directo. En él está concentrado uno de los fenómenos de nuestra época: la comunicación, pero agarrado por uno de sus aspectos más marginales: tal y como se entiende el sexo, por algunos media que lo han degradado hasta transformarlo en un espectáculo lumpen.

Pensar que Bruto es heredero del pop no debe resultar extraño, cuando incluso en sus remotos antecedentes hay una vertiente que le llevó, siendo casi un niño, a ilustrar tebeos y comics. Lo que pasa, es que ese asunto le llega ahora envuelto en un halo que para muchos será pura malicia, pero para él es casi una cuestión de espíritu de la que, curiosamente, ha desaparecido todo posible atisbo de vicio para quedar una gran parte de otro tipo de pasión: la de divertirse con el tema aprovechándolo para extraer de el asuntos y materias que nacen de unos enfoques radicalmente distintos de las mismas cuestiones de la vida: la sociedad, las costumbres, -tan buenas o tan malas como la del sexo, según sean éstas y éste-, la condición humana, etc.

No resulta fácil entender, en una primera mirada, que para Bruto el erotismo y la pornografía sean un buen punto de partida para la poesía, pero ahí están sus obras para dejar sentado ese estado curiosamente lírico en el que confraternizan las emociones mas viscerales y el apasionamiento del sexo, con una serie de referencias que más bien son fruto de un talante emotivo que considera la realidad de esos hechos como razón de un tono vital, que como reflejo de comportamientos extremos o desordenados del ser humano, sería una interpretación demasiado acartonada del tiempo en que vivimos.

Jose Ramón Danvila

NJOY Art!

Compártelo en tus redes:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*