ESCULTURA: Raquel Algaba

«El trabajo de Algaba investiga los mitos clásicos como parte de nuestro imaginario colectivo, que no deja de mutar en sus múltiples interpretaciones»

Exonario

Raquel Algaba (Madrid, 1992) 

Estudia Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y en la Staatliche Akademie der Bildenden Kunst de Stuttgart. 

Recientemente ha sido accésit del premio nacional ArtNalón, beneficiaria de ayudas a la producción Bilbaoarte y para la investigación, creación y producción artística del Ministerio de Cultura y Deporte. Finalista en premios como La Rural XIV o los XVIII Encuentros de Arte Contemporáneo de Alicante ha expuesto su obra en conocidas ferias de arte como JustMad, ArtMadrid o Getxoarte.

La bella imagen II
Mindsconstruction

Trabaja las disciplinas de la instalación y el dibujo para hablarnos de la fragilidad y la vulnerabilidad del ser humano. Los entornos que surgen en su obra nos introducen en un entorno donde el teatro, lo virtual y el mito nos hablan de un individuo contemporáneo en permanente fragmentación.

El pasado año 2020 ha presentado su exposición individual El silencio de las sirenas, en la galería por la que está representada, la galería Fúcares de Almagro, Ciudad Real.

El trabajo de Algaba investiga los mitos clásicos como parte de nuestro imaginario colectivo, que no deja de mutar en sus múltiples interpretaciones. Exhumar lo que ya está ahí y releerlo, reconducirlo y recrearlo. Lo que nos es contado no es tan importante por su veracidad, sino por su condición de pilar para comprender nuestro mundo. Los mitos descubren lo oculto en lo real, figuras idealizadas sobre las que recaen todas las corrientes invisibles de pensamientos establecidos. 

De nuestra isla a su negra nave
De nuestra isla a su negra nave (detalle)

Se inspira en el relato corto El silencio de las Sirenas, de Franz Kafka, una reinterpretación del encuentro de Ulises con las sirenas. Ulises, sabiendo del poder de éstas, no las escucha y solo pretende oírlas. Y las sirenas, que saben del engaño del héroe, solo le ofrecen su silencio. Atado únicamente en su mástil a una historia que le han contado, Ulises no puede ser consciente de si, al final, las sirenas han cantado. El héroe, al ignorar si el canto de las sirenas tiene o no lugar no puede ser consciente certero de su heroicidad. No puede, porque existe una “falla en la comunicación”.

Lo que callan las sirenas
Mutis

“El Ulises de Raquel Algaba es una figura escindida. En la instalación que presenta en la galería Fúcares, el héroe es una figura articulada de cerámica. Está atado al mástil, pero en otro lugar vemos su frágil cuerpo abatido a los pies de las sirenas. Éstas se mantienen silenciosas, sin despegar los labios. Con su aura hierática, se asemejan a animales totémicos. Otras, más pequeñas, se repliegan sobre sí mismas, como ovillos. Una figura sedente con máscaras franqueando su rostro pudiera aludir a la multitud de yoes que nos componen a lo largo de la vida, a la par que su aspecto bifronte nos remite de algún modo a Jano u otros guardianes de umbral, conocedores del pasado y el futuro. Este personaje misterioso sienta al héroe en su regazo, haciéndolo navegar por el flujo del tiempo. El cuento de KafkaEl silencio de las sirenas, no sólo da título a la exposición, también inspira una puesta en escena que nos hace reflexionar sobre el papel de los héroes y los arquetipos que nos lega la mitología”
Anna Adell, en Le bastart.

www.raquelalgaba.com

Facebook: Raquel Algaba

Instagram: raquel.algaba

Compártelo en tus redes:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*