Manolo Martín Nieto. El hombre de las vanguardias.

Manolo Martín Nieto


Decían de los reformistas del siglo XIX, que los revolucionarios del hoy serían los conservadores del mañana.
Manolo Martín Nieto, lleva treinta y cinco años reinventándose, investigando nuevas formas; y, nunca dejándose atrapar por nada que lo convierta en un conservador.
Una larguísima carrera en el mundo de la moda de vanguardia, que comienza en la apertura de las tiendas Freedoor, en 1982; Siguió con creativos Fridor, con costuras y construcciones, moda para él y ella; con vestuarios para espectáculos y parques temáticos; decoración de interiores y locales comerciales; y con la fabricación de objetos, hoy en día con botones.

1982, Fridor


Nunca tuvo descanso y siempre a la vanguardia de la moda y de la creación enfocada a una curación mística.
Sus nuevas tendencias lo llevan hacía oriente y las enigmáticas formas del Feng Shui; en lo geométrico, (los botones) y en lo astrológico. También el Reiki, y la relajación, acompañan a las nuevas ideas de este infinito creador, que no discute cuando se le dice si estas serán sus últimas tendencias; solo responde:
No lo sé.
O sea que no.


Feng-shui y Reiki, son la nueva apuesta, y la tendencia en los trabajos de Manolo, donde lo que resalta, del producto, es lo que puede contener, ese espacio vacío, ese sitio desierto y lo que puede abrigar, una forma de crear imaginación para que albergue más imaginación… 69 obras contiene su último trabajo; Opus funerari, o el sincretismo, un número mágico, y a la vez un nuevo juego. El circulo es la forma de representar el todo, lo perfecto, algo mágico y sagrado. La sanación mediante estas técnicas orientales viene a través de una relajación curativa y una forma de ver la vida anti estresante.
No acaba aquí, ni mucho menos, Manolo Martín Nieto. Este solo es un pequeño boceto de lo que hasta ahora ha realizado; ¿Mañana? ¿Qui lo sa?

ROQUE RUBIALES PALACIOS.

Compártelo en tus redes:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*